Las partes principales del Jamón Ibérico de Bellota

Las partes principales del Jamón Ibérico de Bellota

Jamón Ibérico de Bellota. Hoy os queremos contar las partes principales de las que consta un jamón ibérico de bellota, para que podáis hablar con propiedad de este manjar, esencial en todo evento y producto clave en la gastronomía española. Sólo destacar que, cada una de ellas, tiene características específicas que influyen en el sabor, textura y jugosidad.

El jamón ibérico de bellota proviene de cerdos de raza ibérica alimentados exclusivamente con bellotas y otros recursos naturales durante la etapa de montanera, lo que le confiere un sabor y una calidad únicos. Pero vayamos al tema: ¿Cuáles son las partes principales de cada pieza?

Partes principales del jamón ibérico de bellota

  1. Maza: También conocida como «punta» o «babilla», es la parte más estrecha y alargada del jamón. Se caracteriza por tener menos grasa infiltrada y una textura más firme.
  2. Contra maza: Es la parte opuesta a la maza, más ancha y jugosa, con una mayor infiltración de grasa que le proporciona un sabor más intenso y jugoso.
  3. Jarrete: Es la parte final del jamón, más estrecha y con menos carne. A menudo se utiliza para realizar caldos o cocidos.
  4. Caña o hueso: Es la parte más dura del jamón, que contiene el hueso central. Aunque no es comestible, es fundamental para conservar la forma del jamón durante el proceso de curación.
  5. Tocino: Es la capa externa de grasa que recubre el jamón. Aporta jugosidad y sabor al producto final y ayuda a proteger la carne durante el proceso de curación.

Jamón Deheseo

-Nuestras piezas tienen un mínimo de 4 años de curación.

-Su sabor es ligeramente dulce, muy redondo en boca, con notas de fruto seco.

Caña fina y alargada.

-Nuestra materia prima se encuentra en las dehesas de la Sierra suroeste, comarca de la provincia de Badajoz. Este enclave constituye una de las masas forestales de encinar y alcornocal más extensas y mejor conservada de la Península Ibérica. En este lugar privilegiado, de relieves escarpados, criamos nuestro animal más icónico, el cerdo ibérico.

-Nuestra línea de crianza es muy diferenciadora. Para poder aportar ese extra de calidad a nuestros producto, nuestros cerdos pastan libremente en nuestras dehesas desde los 2 meses de edad (después de destete) y hasta que termina la montanera, algo inusual. Así, el que nuestros cerdos estén desde los dos meses pastando es un factor muy diferenciador y favorece a que el animal se ejercite desde sus primeras etapas de crecimiento y pueda tener una alimentación más variada a lo largo de su vida.

Además, este ejercicio continuo produce una mayor infiltración intramuscular, dando lugar al aroma, textura y sabor tan característico de nuestros jamones Deheseo.

Destacar también que cada cerdo tiene a su disposición 20.000 m2 de dehesa para pastar, siendo el doble de la extensión mínima requerida.

Compra Jamón ibérico de bellota Deheseo en nuestra tienda online de productos premium sostenibles.

Mi carrito0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0