Origen del jamón ibérico, tienda de productos extremeños

Origen del jamón ibérico

El jamón ibérico es uno de los productos premium mejores de nuestro país. El Origen del jamón ibérico se remonta al siglo XIII y tiene mucho que ver con las dehesas y Extremadura. No obstante, el jamón fue un invento de unos pastores que comenzaron a poblar Extremadura con sus ovejas, vacas y cerdos ibéricos. Desde Deheseo, tienda de productos extremeños sostenibles, te contamos la historia a continuación.

La leyenda del jamón ibérico

El Origen del jamón ibérico se produjo durante el recorrido de los pastores por las dehesas. En un momento dado, un cerdo muere  ahogado tras caerse en un arroyo cuyas aguas contenían una elevada cantidad de sal. Al asar el cerdo, ambos se sorprenden por el exquisito sabor, sobre todo el proveniente de las patas traseras y delanteras. Es entonces cuando probaron a salar el jamón y descubrieron que el jamón se conservaba muy bien sin perder su sabor.

Sin embargo, cuando más referencias históricas aparecen sobre las primeras salazones cárnicas, entre ellas las del jamón, es en la época romana. Cuando los romanos llegaron a la Península Ibérica,  los íberos y bárbaros ya comercializaban jamones y embutidos. La razón es que los bárbaros, al ser nómadas, necesitaban desplazar la carne y comenzaron a ubicarla entre los propios animales. Es así como surgieron las salazones, pues el propio sudor de los animales lo generaba. Al consumirla descubrieron que, además de potenciar su sabor, alargaba su conservación.

Por tanto, fue en la época romana en la que se empezó a comer jamón.  Y fueron los romanos los que extendieron las técnicas de salado. Era fácil de preparar y conservar, por lo tanto, se convirtió en uno de los productos más comercializados del imperio. Pero el jamón ibérico de bellota era lo más apreciado, a la que solo podía acceder la élite de la sociedad, como emperadores y nobles.

En cuanto a qué país fue en el que nació el jamón, todo apunta a  que fue en la época de los fenicios en el año 1100 a.C. en Gádir, la actual Cádiz, Tal era su popularidad, que ciudades como Tarraco (Tarragona) y Pamplona, consiguieron gran fortuna mediante la producción de jamones para Roma. Por ello, se considera que es de España de donde proviene el jamón, puesto que aquí es cuando empezó a considerarse y valorar su calidad. Además, el hábitat mediterráneo fue el lugar en que el cerdo se expandió, gracias a la excelente vegetación y clima. Es por estos motivos, por los que España se considera el país del que proviene el jamón, teniendo una fuerte presencia desde la época íbera. Tras la dominación romana y durante la época medieval, el clero fue el encargado de mantener la tradición.

En Deheseo, tienda de productos extremeños sostenibles, nos encargamos también de comercializar nuestro increíble jamón ibérico, además de otros productos. Somos extremeños, como en la historia, y nos gustaría poder hacer llegar nuestros productos y la increíble materia prima de Extremadura, por toda España. En nuestra tienda de productos extremeños, vendemos jamón ibérico, embutidos quesos, vinos, foie, conservas y dulces, de gran calidad y sabor extremeños. Somos una marca sostenible, cuidamos el medio ambiente y aprovechamos toda la materia prima que ofrece nuestra tierra, siendo responsables en todo el proceso. Puedes visitarnos en nuestra web.

Mi carrito0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0